lunes, 6 de mayo de 2013

Casal de Armán Doce

Llegó el día de la madre.

Nosotros lo adelantamos y nos reunimos el sábado, lo hicimos en torno a la mesa de mi Madre, Julia, los que conocéis nuestra tienda la conocéis mas que a mi, empezó con su padre desde muy joven y se jubiló hace un par de años, a ella le debo la pasión por lo gastronómico y tener la tienda que tenemos actualmente, ella tuvo que tomar la decisión de especializarse o ser un super y entrar en la pelea del precio del azúcar y del aceite, productos reclamo que darían para una larga conversación.
Quien la conoce bien sabe de su debilidad por los vinos dulces, enamorada de los Oporto que nunca faltan en su casa, pero buena conocedora de los PX de Montilla o de Jerez, los tostados del Ribeiro, los moscateles navarros o los Alicantinos. Por ello el regalo que le lleve este día fue un vino dulce de Casal de Armán.
Tenia curiosidad por probarlo, por lo que la celebración fue la excusa perfecta, lo probamos acompañando unas trufas caseras y nos gusto mucho, un vino mas ligero de lo esperado y muy goloso. Es un vino que no está acogido a la D.O. Ribeiro, ya que únicamente amparan vinos tostados y sabia que su elaboración era diferente, la etiqueta no informa mucho sobre él y su distribuidor tampoco sabia mucho del vino, de hecho tuve que recurrir a un distribuidor de otra zona para conseguirlo. Al final encontré la ficha de cata en su web, ahí descubrí que es un Moscatel de Grano Menudo, variedad no autorizada en la D.O. y que su elaboración es similar a la que utiliza Gramona para su Vi de Glass que es congelar las uvas a -20º para concentrar el azúcar. Un vino que nos gusto mucho y que repetiremos en nuestros postres y acompañando quesos y foies.
También mencionar que el domingo dedicamos la comida a otra madre, la de mis niños, probando uno de sus platos favoritos, Berberechos, pero eso ya es otra historia ...

Publicar un comentario
Blogging tips