martes, 23 de junio de 2015

Cata de Quesos Gallegos en Casa Verdun

Se unían dos de nuestras pasiones, el queso y el vino, juntos de la mano.

Todo venía por Guille, propietario de Casa Verdún, gran amante de los quesos. 
Tenía ganas de hacer algo en su local con quesos, la imposibilidad de atender en cocina y dar la cata hizo que nos propusiese colaborar en la misma.
Nos encargaríamos de seleccionar los quesos y dar una pequeña explicación sobre los mismos.
Para ello, nos decantamos por elaboradores artesanos y probar diferentes quesos que se elaboran en Galicia.

La parte del vino la dejamos en manos de Katia, enóloga de Martín Codax, una bodega perteneciente a la D.O. Rias Baixas y que cuentan con una gran variedad de vinos, todos ellos elaborados con la variedad Albariño. Los cuales, podrían armonizar perfectamente con quesos muy diferentes entre si.

Cartel del evento
Empezamos con el Mimosa de Cortes de Muar. Gustó mucho su suavidad, pero sobre todo su textura, compacto, con cuerpo, tenía sabor, estaba muy conseguido.
Después estaba una tetilla casera de leche cruda de Sobrado dos Monxes. Aquí la acidez marcaba el estilo, un queso como los de antes, elaborado con todas las de la ley, pero como siempre se hizo, con vacas que pastan libres y con leche cruda. Lo armonizamos con un Martín Codax 2014, ligero y afrutado combino a la perfección.

Cabra y Oveja
Más tarde, nos fuimos a dos elaboraciones poco habituales en Galicia, cabra y oveja. El proyecto educativo de O Rexo y la pasión quesera de Como Cabras. Solo su nombre ya explica su proyecto. En ambos casos, quesos de leche cruda y rebaño propio, el Touza Vella era el curado. Difícil de conseguir ya que es el que menos elaboran y habitualmente están sin él.
Los acompañamos de Martin Codax Lías, un vino con más cuerpo que encajaba con quesos más curados gracias a lo redondo de su boca.

Momento explicacion con Katia atenta.
A continuación, nos acercamos a Terra Chá. Probamos un San Simon da Costa tradicional con 45 días de curación y otro con 1 año. Ambos de la misma quesería. Solamente las mejores piezas se dejan curar un mínimo de 6 meses y hasta un año. Los aromas ahumados se integran con el queso, la textura se hace más compacta. Fue uno de los quesos que más sorprendió de la noche.
Lo acompañamos de una novedad de Martín Codax, Vindel, un vino de parcela que se deja madurar en viña y se busca una elaboración diferente.
Un trio vencedor.
Para el final, dejábamos un queso premiado, el Cheddar de Cortes de Muar y un queso en vías de extinción, El Capricho de La Arzuana, una de las ultimas piezas que quedan y que tienen más de un año de curación. Está en un momento excepcional, acompañado de Gallaecia, el emblemático vino de Martín Codax. Gallaecia, un vino elaborado con uva sobremadura y únicamente en años excepcionales. Un grandísimo vino para grandes quesos.

Tanto yo como Katia pudimos disfrutar de los quesos y de los vinos.
Como postre, probamos un Queixo do Cebreiro con Miel, lo acompañamos con licor café de Martín Codax.

Quesos de propina que probamos al final.
Todos los quesos de la cata los tenemos disponibles en la tienda, pero como plato final y solo para los muy queseros, sacamos unas curiosidades que nos hicieron llegar las queserías.
Un queso de Oveja de Vilatuxe, un azul picante de Cabra y unos quesos de cabra con cuajo vegetal. Pruebas de queseros inquietos y que disfrutan con su trabajo, eso les lleva a experimentar y a nosotros a disfrutarlo.

Para la próxima vez que se repita no olvidéis apuntaros, vale mucho la pena.


Publicar un comentario
Blogging tips