domingo, 14 de junio de 2015

Pazo de Rubianes, visita obligada

Esta vez nos alejamos un poco del tema gastronómico, pero solo un poco.
Contactaron con nosotros desde el Pazo de Rubianes, el motivo era darnos a conocer su oferta enoturística. Tras una cancelación por lluvia y conseguir concretar el día que nos convenía a todos. 

Lo cierto es que el Pazo esta muy cerca de Pontevedra y es muy fácil llegar. Está justo al principio de la recta de Rubianes, a la entrada de Villagarcía de Arousa.

Entrada al Pazo
 Allí nos estaban esperando a nosotros, compañeros de otras tiendas y gente vinculada al turismo, operadores y hoteleros. Las visitas son guiadas y muy amenas.
Vista frontal del Pazo
 Al entrar, nos van contando la historia del Pazo y las familias propietarias. No os quiero destripar las historias que os van a contar (eso solo lo hago con Juego de Tronos), por lo que no entraré en muchos detalles.
El Pazo llama la atención por que no es el clásico Pazo, es más similar a un Chateau francés, por expreso deseo de los propietarios.

Vista del Jardín francés con laberinto incluido.
 El pazo está en una propiedad de 75has. En ese espacio han recreado diferentes jardines y estilos, es muy conocido por su colección de Camelios y está dentro de la ruta de los Pazos que ha impulsado Turgalicia.

Dejando el jardín francés y acercándonos al jardín inglés.
 El paseo es muy recomendable para hacerlo con familia, los más pequeños disfrutarán conociendo todos los árboles y especies plantadas en la finca. Además tienen libertad para moverse por la finca, los que tenemos niños sabemos lo importante que puede ser tener una alternativa, si se les hace pesado el paseo pueden quedarse jugando.

Vista de la entrada al Pazo
 En la finca están catalogados varios árboles singulares, los cuales están protegidos.


Entrada al jardín Inglés

Jardín Inglés


Un curioso híbrido

El hórreo proporcional a las necesidades alimenticias de una propiedad de tamaño considerable.

Estanque que da entrada a la parte baja de los viñedos.
Una vez pasado el jardín francés, el jardín inglés y la zona del estanque, llegamos a la primera zona de viñedos. El pazo tiene unas 25has destinadas a viñedo, todas ellas con la variedad Albariño.

Viñedo de la parte baja de la finca

Todo el viñedo esta preparado con riego
Explicando uno de los árboles singulares de la finca
 La visita es muy amena e instructiva, aprendimos muchas curiosidades sobre las diferentes especies que hay en la finca, la gran cantidad y diversidad es impresionante.
Ciertamente yo desconocía la riqueza paisajística que teníamos tan cerca de casa.

Viñedo de la parte alta de la finca 
Viñedo en espaldera
 Al llegar a la parte más alta de la finca, donde hay unas impresionantes vistas de la Ría de Arousa, y el resto de un árbol que sufrió la caída de un rayo. Desde aquí, se aprecia más aún lo impresionante de la finca.
Árbol partido por un rayo y al fondo el Barbanza.
Vista panorámica del viñdo de la zona alta.
Vista panorámica de la Ria de Arousa
El palomar, imprescindible en cualquier Pazo que se precie.
Una vez llegado a la parte más alta, solo queda bajar, así que descendemos nuevamente hasta el Pazo, Allí vemos el palomar y los jardines rodeados de camelios que dan la entrada al Pazo de Rubianes.

Vista del Pazo de Rubianes rodeado de Camelios
Camelia en flor
El Pazo de Rubianes es de titularidad privada y sigue en uso, por ello solo se visita una parte de las estancias y está prohibido tomar fotografías, ya que hay objetos personales y fotografías de la familia, Allí conoceréis, a través de sus retratos, la historia de la familia y sus anécdotas.

Detalle del escudo familiar.
Capilla
Al salir del Pazo, nos dirigimos a la zona de cuadras y labores, donde han acondicionado una zona para terminar la visita, incluye una tienda para vender sus productos y disfrutar de un aperitivo con sus vinos.

Entrada a la zona de labores.


Antigua prensa


De momento, no hay bodega en las instalaciones, según nos comentaron. La mayor parte de la uva recogida se vende a otra bodega de la zona, únicamente se quedan con una parte para elaborar dos vinos, uno joven con el nombre de Pazo de Rubianes y otro con crianza en depósito llamado García Caamaño. Lo elaboraban en la zona del Rosal, donde la familia propietaria tenía una bodega, digo tenía por que fue vendida este año. Tienen la intención de montar una pequeña bodega en las instalaciones del pazo. Así podrán elaborar la cosecha 2014.

En mi humilde opinión sería fundamental elaborar allí el vino. Así conseguirían una visita enoturística y paisajística mucho más completa,

Mención aparte sería el vino. Correcto, pero teniendo un suelo muy pobre donde el albariño podría expresarse mejor si, lo impiden aplicando riego y priorizando el criterio de volumen, sin duda sería un vino que podría dar mucho mas de si.

Desde luego os recomiendo la visita al Pazo de Rubianes, una forma muy agradable de pasar una tarde en familia, conocer y disfrutar de un paisaje increíble.


Publicar un comentario
Blogging tips