domingo, 23 de junio de 2013

Conociendo el entorno

Llevo un tiempo sin atender el blog, quería una periodicidad semanal, publicar cada semana un articulo, pero el trabajo me absorbe y el blog es uno de los perjudicados, también es cierto que estos días  he visitado varias bodegas en Rioja y Ribera del Duero, pero prefiero empezar la serie de visitas a bodegas con una mas cercana.
El distribuidor me invito a una visita a Zarate, conozco a Eulogio de mi etapa de Condes de Albarei, coincidimos en diferentes eventos de la D.O. Rias Baixas y del mundo del vino, lo conocía superficialmente, sabia quien era, teníamos hablado alguna vez, había probado sus vinos, pero no había  podido conocer su idea del vino y del Albariño. En la cata del Blog Mileurismo Gourmet lo tenia sentado enfrente, pero por trabajo no pude realizar la visita a su bodega con el resto de catadores.
Me quede con ganas de conocerla, así que no dude cuando me lo propusieron.
En Zarate elaboran únicamente las uvas de sus fincas, eso implica una producción pequeña, pero que sin duda permite centrarse en un proyecto personal, alejado de las presiones de ventas y crecimientos en producción, tiene otros proyectos en otras bodegas y con otras marcas, pero con su apellido únicamente  embotella su propia uva.
Rodeando la bodega tiene algunas cepas plantadas en pie franco, sin injerto para evitar la filoxera, son cepas retorcidas, gruesas que parece increíble que sobrevivan al paso del tiempo, la mayoría son de Caiño.
También tiene la única destilería artesanal de la provincia de Pontevedra, nos contó como compro los alambiques, las diferencias de cobres y como la misma familia de aguardenteiros llevan años viniendo a destilar su bagazo. Comentamos el estado de los aguardientes de Galicia y la necesidad de mejoras.
Parece mentira que la mayoría de las bodegas opten por mandar sus bagazos a las 3 o 4 destilerias industriales para recibir un destilado uniforme y común para la mayoría de las marcas.
Después pasamos a la bodega, allí conocimos sus pequeñas instalaciones y pudimos probar in situ como evoluciona un Albariño "estándar" casi 8 años después de su elaboración, conocimos  catamos sus distintos proyectos, tanto en blancos como en tintos.
Terminamos catando sus vinos, disfrutando de una compañía magnifica y la única pena fue tener que poner punto y final a una tarde fantástica.
Si queréis conocer mas detalles de sus vinos podéis probarlos y sacar vuestras conclusiones, que yo soy muy mal catador y peor comunicador.

Prometo volver.
Publicar un comentario
Blogging tips