miércoles, 14 de mayo de 2014

Conociendo Borgoña

Una vez más, nuestros amigos de Bagos organizan una cata muy interesante, en esta ocasión el título era de lo más sugerente:

Borgoña: Un oasis frente a la globalización del mundo del vino

La cata nos iniciaba en el mundo de los vinos Borgoña, de la mano de Delia e Iñaki de la Vinoteca La Fisna de Madrid, se centró en la Côte D'Or, viendo las diferencias entre los elaboradores y suelos de la Côte de Beaune y la Côte de Nuits.

Tras una pequeña introducción sobre las zonas que componen Borgoña, las diferentes comunas o pueblos que forman cada zona, pasamos a conocer los diferentes tipos de vino y etiquetas que podemos encontrarno, para los que estamos acostumbrados a las Denominaciones de Origen españolas el cambio es muy grande, bastante más lógico y racional que el método español.
En borgoña las fincas destinadas al cultivo de la vid están clasificadas por la calidad de los suelos, por el potencial de calidad que ofrecerán esas uvas, después dependerá del viticultor elaborar un vino acorde a la calidad de la finca. Hay fincas con cuyas uvas se pueden mezclar con las de cualquier otra zona de Borgoña y se denominan Borgoñas Genericos. El siguiente nivel de calidad sería Village elaborado con uvas de una comuna o pueblo concreto, cuyo nombré figurar en la etiqueta, si procede de una única parcela será in Village "Lieu dit", el siguiente peldaño sería los Premier Cru y las fincas de máxima calidad son los Grand Cru. Estas fincas no suelen tener un único dueño, suelen pertenecer a varios viticultores, lo habitual también es que un viticultor tenga partes de diferentes fincas y elaboren varios vinos, pocas botellas de cada uno, si la finca tuviese un único propietario llevaría la indicación de Monopole. Esta es la razón que podamos encontrar varios vinos de la misma finca, elaborados por diferentes bodegas, con distintos métodos de elaboración y por supuesto distintos resultados. Apenas un 1% de los vinos de Borgoña son Gran Cru y un 10% Premier Cru, son vinos de altos precios y muy escasos, lo realmente interesante es encontrar vinos de gran calidad a precios razonables, pero para eso solo hay un camino y es el de probar.
Empezamos la cata con 3 blancos, elaborados con la uva Chardonnay, un Pernand-Vergelesses Blanc 2011 de Pierre Bourée, un 1erCru "En Remilly" 2012 de Henri Prudhon y un Les Clos 2012 de Patrick Piuze.
Después pasamos a los tintos, elaborados con la variedad dominante en borgoña, la Pinot Noir, la cata se realizo en tandas de 2 vinos, uno de cada zona, empezando por los Villages y después los Premier Cru. Los dos primeros fueron el Gevrey-Chambertin 2010 de PiErre Bourée y un Savigny-les-Beaune de Camus-Bruchon, después pasamos a los premier cru con 1erCru Pôrets-St-Georges 2008 de Alain Michelot y a 1erCru Les Duresses 2011 de Lafouge.
Vinos muy diferentes, algunos muy accesibles y disfrutables, otros que aún necesitan tiempo para llegar a su mejor momento, sin duda muy interesantes, pudimos comprobar el abanico tan grande de vinos que hay en borgoña, en contraposición a las zonas españolas donde los estilos son monótonos y muy reconocibles.
Terminamos la cata con los Gran Cru, dos vinos muy diferentes, uno con mucho tiempo en botella, nada menos que 12 años y otro con solo 3 años.
Un Pommard 1erCru Grand Epenots 2011 de Michel Gaunoux, una finca que siendo premier cru esta debatiendose ascender a grand cru, y un Charmes-Chambertin 2010 de Pierre Bourèe.

Una cata muy interesante, que nos adentró en la Borgoña y nos ayudo a conocer y disfrutar el amplio abanico de vinos que se elaboran.
Todo gracias a nuestros amigos de Bagos y a Iñaki y Delia.
Una vez terminada continuamos charlando disfrutando de un Ribeiro Eidos Ermos tinto de Luis Anxo nuestro borgoña gallego.


Publicar un comentario
Blogging tips